propolis_01

Própolis, el antibiótico natural fabricado por las abejas


El própolis o propóleo es una sustancia que obtienen la abejas de las yemas de los árboles y luego la procesan en la colmena, convirtiéndola en un potente antibiótico con el que cubren las paredes de la colmena a fin de combatir las bacterias, virus y hongos que puedan afectarlas. (Fuente Wikipedia).

La importancia como complemento alimenticio se basa en que aumenta la resistencia del organismo frente a las infecciones. Gracias a la acción antibiótica del propóleo, protege de virus y bacterias, garantizando su total asepsia.

El promedio de producción por colmena anualmente depende de la raza de las abejas, aunque suele estar de media entre 150 y 300 gramos.

Para la recolección del propóleo, el apicultor coloca una plancha plástica perforada sobre los cuadros de la colmena en el momento de la recolección, después esto se introduce en un congelador hasta que el contenido se congele y así poder retirarlo más fácilmente, más tarde se introduce en agua caliente para separar el propóleo de otros restos que puedan haber quedado. De esta manera se presentará el propóleo como una sustancia similar al chicle, posteriormente tomará una forma granulosa y floja, de color ligeramente oscuro.

La recolecta se realiza al comenzar la primavera, puesto que la colmena necesita su contenido en propóleo para pasar el invierno.

Propiedades terapéuticas

El propóleo posee muchas propiedades terapéuticas, entre las más destacables: antibiótico natural (bactericida y fungicida), antiviral, cicatrizante, anti-inflamatorio, anlgésico, anti-alérgico, anestésico, inmunoestimulante.

Desglosemos algunas de sus propiedades:

  • Vías respiratorias: Lo podríamos considerar como un antibiótico de amplio espectro, su acción anti-inflamatoria y anestésica convierte al própolis en un eficaz protector de la garganta y de las cuerdas vocales, por ello tiene una merecida fama como antigripal.
  • Aparato circulatorio: El propóleo combina efecto vaso-dilatador e hipotensor, ayudando a disminuir la fragilidad capilar, inhibiendo la oxidación del colesterol y normalizando la tensión arterial.
  • Aparato digestivo: Protege la cavidad del estómago e intestino además de regular el apetito.
  • Salud bucal: La mejora de la salud bucal es debida a sus principios antisépticos, antibióticos y anti-inflamatorios. Además ayuda a impedir la formación de caries y placa bacteriana.

  • Dermatología: Dada su capacidad cicatrizante, desinfectante y anti-inflamatoria lo hace indicado para heridas, quemaduras y afecciones de la piel.
  • Cosmética natural: El propóleo se usa para la elaboración de diferentes cremas, leches desmaquillantes o corporales gracias a su agradable olor, y, en lociones para el afeitado, por tener propiedades antisépticas y anestésicas.

Su composición …

La principal propiedad por la que al propóleo se le atribuyen cualidades curativas, es por su contenido en flavonoides. Los flavonoides son unos compuestos que se encuentran en todas las plantas, siendo importantes regeneradores del daño celular vegetal debido a sus propiedades antioxidantes.

Desde el punto de vista nutritivo el propóleo contiene una gran variedad de elementos, aunque su composición variará un poco de acuerdo del lugar donde se encuentre la colmena. En términos generales se puede señalar que está compuesto por:

  • Resinas y bálsamos (50 – 55%)
  • Cera (25 – 35%)
  • Aceites volátiles (5-10%)
  • Polen (5%)
  • Sustancias orgánicas y minerales (5%)

Entre todos sus compuestos destacan los bioflavonoides, que son moléculas más conocidas como vitamina P, muy presentes en las frutas y verduras, que refuerzan los capilares sanguíneos y regulan su permeabilidad.

El propóleo en estado bruto contiene 500 veces más bioflavonoides que las frutas, de aquí su acción antibiótica que rechaza cualquier intento de ataque de virus y bacterias. El efecto del propóleo se consigue gracias a la acción sinérgica de todos sus componentes, de hecho, se le han detectado más de 250 elementos constitutivos y unos 50 principios biológicamente activos, lo que explica su gran cantidad de propiedades.

Por su composición y propiedades suele recomendarse en caso de afecciones respiratorias recurrentes o en cualquier situación en la que las defensas del organismo están bajas.

Gracias a su composición podemos destacar las siguientes características:

  • Versatilidad terapéutica por su base en flavonoides.
  • Antioxidante, que es la responsable de la acción antiviral al inhibir el desarrollo de virus.
  • Efecto antibacteriano, estimulando el propóleo la reacción inmunológica del organismo.
  • Capacidad de transportarse a través de la sangre por todo el organismo.

Historia

El uso del propóleos para fines curativos no es reciente, ya que, en las civilizaciones del antiguo Egipto y en Grecia, se conocían sus propiedades antisépticas y cicatrizantes y, por ello, lo utilizaban en aplicaciones para combatir numerosas enfermedades.

En Roma, también fue muy importante, incluso se ve reflejado en su mitología cuando señala que Júpiter transformó a la bella Melisa en una abeja para que pudiera producir una milagrosa sustancia curativa: el própolis.

Aparece, incluso, citada en el Corán y se tiene constancia de que los incas utilizaban el propóleos para tratar estados febriles.

Recientemente, se han efectuado estudios, especialmente en China, donde se ha podido detectar la eficacia que tiene el propóleo en el tratamiento de la hipertensión, la arteriosclerosis y las afecciones cardíacas.

Recomendaciones

No resulta fácil conseguir propóleo puro. Lo más frecuente es encontrar extractos en forma de pomadas, tinturas o comprimidos. En todo caso, se debe adquirir aquellos que tengan un porcentaje de contenido mayor del 20%.

Algunas personas son alérgicas al propóleo, por ello se debe actuar con precaución a la hora de consumirlo.

Conclusión

La importancia del própolis como complemento de la alimentación se basa en el aumento de la resistencia del organismo frente a virus y bacterias. Es por ello ideal comenzar el tratamiento en otoño y terminar al iniciarse la primavera, por ser estos los meses donde hay más gripes y resfriados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s