menstruacion01

El dolor menstrual


La menstruación es algo normal, totalmente natural en la vida de una mujer. Se denomina menstruación a al hemorragia cíclica que se produce en la mujer en su madurez sexual, acompañada de la descamación de la capa funcional del endometrio, como resultado de la disminución del estímulo hormonal sobre este último. Si ningún espermatozoide llega a fecundarlo, este revestimiento resulta innecesario y el cuerpo lo expulsa junto a una pequeña cantidad de sangre a través de la vagina.

El ciclo menstrual es el tiempo que transcurre entre una menstruación y otra, se inicia por la acción de hormonas presentes en la sangre que estimulan los ovarios. Lo más común es que sea de 28 días contados entre el primer día de una menstruación y el comienzo de la siguiente. Cada mujer tiene su propio tipo menstrual, aceptándose como normales los ciclos que duran entre 21 y 35 días. Lo importante es que la duración de los ciclos se repita con la misma frecuencia,aunque puede haber variaciones de pocos días sin que se considere anormal.

menstruacion02Cada mes, las hormonas actúan sobre un óvulo para que madure o, lo que es lo mismo, se vuelva fértil y dé lugar a una nueva vida. El ovario también produce hormonas por sí mismo, sobre todo estrógenos y progesterona, que hacen que el endometrio aumente su grosor. Hacia la mitad del ciclo menstrual, catorce o quince días antes del siguiente período, el ovario libera el óvulo maduro en un proceso llamado “ovulación”. Este huevo pasa al útero a través de la trompa de Falopio. Si el óvulo se une a un espermatozoide en su camino hacia el útero, entonces se produce la fecundación y el consiguiente embarazo; si no es así simplemente lo expulsa del cuerpo.

Para considerar una alteración del ciclo menstrual, éste debe presentarse en forma repetida porque un trastorno aislado no tiene importancia clínica.

Dolor en el ciclo menstrual

Aproximadamente el 50% de las mujeres sufre dolor menstrual y un 10% de éstas lo califica de “severo” (en un tercio de las mujeres estas molestias son tan severas que impiden desarrollar una vida normal durante estos días). Un dolor que comienza entre una hora y un día antes del inicio de la menstruación, y que puede prolongarse durante 24 horas, es lo que se conoce como dismenorrea.

Ya se trate de una dismenorrea leve o más severa, el dolor está provocado por las prostaglandinas nocivas, hormonas liberadas por las células del epitelio uterino cuando comienza a desprenderse durante la menstruación, estimulan la contracción uterina para expulsar el contenido uterino (endometrio, sangre y óvulo no fecundado). Cuanto mayor sea el nivel de prostaglandina liberada, mayores serán estas contracciones y mayor, por tanto, el dolor.

Entre las molestias asociadas a la menstruación destacan los dolores menstruales, pero hay otras molestias como:

  • Distensión abdominal
  • Cólicos intensos y frecuentes
  • Dolor por debajo de la cintura que puede irradiarse a la parte baja de la espalda y piernas
  • Irritabilidad
  • Aumento de peso
  • Retención de líquidos
  • Dolores de cabeza
  • Náuseas
  • Diarrea o estreñimiento
  • Micción frecuente
  • Vómitos

Todos estos síntomas forman parte de lo que conocemos como Síndrome Pre-Menstrual.

En algunos casos, el dolor menstrual puede ser resultado de otro proceso conocido como dismenorrea secundaria. Es importante acudir al ginecólogo para realizar una revisión periódica y descartar cualquier anomalía física.

Tratamientos

La medicación que normalmente prescriben los ginecólogos para la dismenorrea consiste en analgésicos y anticonceptivos orales. Sin embargo, tanto el ibuprofeno como el paracetamol pueden provocar trastornos gástricos y náuseas, y los anticonceptivos orales no eliminan otros síntomas, como el dolor de cabeza. Además, los remedios médicos convencionales tratan los síntomas pero no la causa, de modo que éstos vuelven a aparecer cuando se deja la medicación. Por tanto, se recomienda adoptar la alternativa del alivio natural del dolor menstrual que pueden ser:

Seguir una dieta adecuada: La alimentación influye en los niveles de prostaglandinas nocivas liberadas, por lo que es muy importante la dieta a seguir. La cafeína y las grasas saturadas estimulan la liberación de prostaglandinas nocivas; por el contrario, los ácidos grasos esenciales son necesarios para producir prostaglandinas beneficiosas que las neutralizan. Las comidas picantes también pueden desencadenar dolor, así que evítelas.

Dejar de fumar: El hábito de fumar se asocia a una mayor frecuencia de síntomas y alteraciones menstruales. Es recomendable dejar de fumar (alejarse incluso de ambientes expuestos al tabaco) si existe el dolor menstrual importante.

Plantas:

Angélica: Planta utilizada tradicionalmente para este fin. Contiene sustancias llamadas “fitohormonas”, capaces de provocar un equilibrio y buen funcionamiento de las hormonas femeninas, regulando la función de la matriz a largo plazo.

Aquilea o Milenrama: Reduce la ansiedad e irritabilidad. Como aceite esencial, también contrarresta los dolores convulsivos en el vientre y la hinchazón, así como los dolores lumbares.

Artemisa: Además de ser un gran regulador de la menstruación, tiene un efecto depurativo y estimulante.

Bolsa de Pastor: Muy utilizada en ginecología por su poder hemostático (contra hemorragias) en los casos de menstruación abundante.

Borraja y Onagra: Muy rica en ácido gamma-linolénico, y precursora de las prostaglandinas encargadas de la regulación hormonal y la relajación del útero.

Espliego o Lavanda: Tiene una probada acción sedante sobre el sistema nervioso central, y estimulante de la menstruación.

Hinojo: Su aceite esencial activa la menstruación y atenúa las posibles flatulencias y dispepsias que aparecen durante el síndrome pre-menstrual o la menstruación.

Holotisanas: Las plantas que contienen estas tisanas son cultivadas con procesos ecológicos y en las condiciones idóneas, con recolección limpia, secado rápido y a baja temperatura, troceado correcto y conservación adecuada para mantener íntegros sus principios. Son de una calidad absoluta, y mantienen intactos sus aromas y principios activos.

Salvia, caléndula y verbena: Se caracterizan por su acción reguladora menstrual, y favorecen el equilibrio hormonal. Muy recomendables en los casos de trastornos de regla, menstruación irregular y problemas en la menopausia.

Suplementos nutricionales: Se recomienda mantener los niveles adecuados de vitaminas y minerales, ya que …

El organismo necesita vitamina B6 para producir prostaglandinas beneficiosas, y las vitaminas B6, B1 y B12 para reducir el dolor menstrual.

Por su efecto antioxidante, la vitamina C y la E, ayudarán a mitigar el dolor menstrual.

El magnesio actúa como relajante muscular, además de favorecer la conversión de los Omegas 3 y 6 en protaglandinas beneficiosas (al igual que la vitamina C y el zinc).

Los ácidos grasos Omega 3 son nutrientes esenciales, ya que proporcionan la materia prima necesaria para la producción de hormonas.

menstruacion03Un buen complejo de multivitaminas y minerales nos ayudará a mantener los niveles y reducir el dolor menstrual.

Ejercicio físico: El ejercicio promueve la liberación de endorfinas, que actúan como analgésicos naturales. Debe cumplir una serie de requisitos en cuanto al tipo de actividad, nivel de intensidad, duración y frecuencia. Sin embargo, el requisito más importante es la regularidad.

menstruación05Masaje abdominal: Ayuda a reducir los calambres menstruales. Los aceites esenciales de romero, salvia o ciprés ayudan a tolerar mejor el dolor menstrual. Algunos ejercicios:

Coloca una mano sobre la otra, con las manos hacia abajo sobre el ombligo, y mueve las manos en el sentido de las agujas del reloj alrededor de la cintura.

Coloca las manos debajo de las costillas, masajea y arrastra las manos hacia la pelvis.

Masajea el abdomen con los dados de ambas manos en el sentido de las agujas del reloj rodeando el ombligo. Este masaje debe ser superficial.

menstruacion04Beneficioso:

  • Tomar al menos 5 raciones diarias de fruta y verdura.
  • Tomar al menos 3 raciones de legumbres (soja, garbanzos, lentejas, …), ya que aportan fitoestrógenos.
  • Cereales integrales.
  • Pescado azul y los frutos secos, que aportan ácidos grasos insaturados.
  • Beber agua para ayudar a depurar al organismo.

A evitar:

  • Grasas saturadas presentes en derivados cárnicos y productos lácteos.
  • En la medida de los posible eliminar el azúcar de la dieta.
  • La cafeína y el alcohol.
  • La comida picante.
  • Las comidas preparadas.

En definitiva...

Aquí tenéis unas claves para ayudaros a paliar las molestias ocasionadas por la menstruación.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s