Archivo de la etiqueta: cáncer

La Graviola


La Graviola es una planta que crece en el Amazonas Peruano. Su fruto es de aspecto semejante a la chirimoya, la cáscara es de color verde oscuro brillante, que se vuelve verde mate cuando está madura. La pulpa es blanda, generalmente de color blanco, con textura carnosa y jugosa, además de tener un sabor marcadamente ácido. El fruto alberga en su interior numerosas semillas de color negro que se desprenden fácilmente.

graviola02En los últimos años

El extracto de guanábana ha llegado a ser un complemento importante por tener propiedades altamente potentes para luchar contra el cáncer. Las Acetogeninas que contiene la hoja de Graviola  posee poderosos principios activos contra el cáncer. Un estudio realizado por la Universidad de Purdue en California, comparó el efecto con la Adriamicina (fármaco utilizado en quimioterapia), comprobándose que la graviola es más potente y que ayuda a matar las células cancerígenas sin dañar las células sanas, cosa que no ocurre con la quimioterapia que además ocasiona nauseas, pérdida de peso y del cabello.

Según los últimos estudios realizados a los alcaloides presentes en la corteza, hojas y semillas de este árbol, se descubrió un efecto citotóxico, lo que puede ser aprovechado para el tratamiento de diversos tipos de tumores sin atacar a las células sanas. Los alcaloides de la Graviola son especialmente útiles en la lucha contra el cáncer de páncreas, pulmones y próstata.

Tratamiento conjunto: Medicina y graviola

Todas las partes del árbol de la Graviola se utilizan en medicina natural en las zonas tropicales, incluyendo la corteza, las raíces, fruta, y las semillas de la fruta. Las diversas características y aplicaciones se atribuyen a las diversas partes del árbol:

graviola03

  • La fruta y el zumo de fruta se toman para los gusanos y los parásitos, para refrescar fiebres y como astringente para la diarrea y la disentería.
  • Las semillas machacadas se utilizan contra parásitos internos y externos, piojos y gusanos.
  • Las raíces se consideran sedativo, antiespasmódicas e hipotensoras.

Hay quien afirma que la Graviola es una planta de gran utilidad en todas sus variantes y se la considera además como:

  • Agente anti-microbial de amplio espectro contra las infecciones bacterianas y hongos.
  • Es eficaz contra los parásitos internos y los gusanos.
  • Ayuda a regular la tensión arterial.
  • Por su efecto sedativo ayuda contra la depresión, combatiendo la tensión y los desórdenes nerviosos.
  • Protege y mejora el sistema inmunológico, evitando infecciones.
  • Además es anti-espasmódico, astringente, febrífugo y vasodilatador.

Existen diversos estudios que acreditan que la fama de la Graviola como anti-cancerígeno natural. Estudios científicos realizados en la Universidad de Purdue en Indiana, USA y en Japón, han demostrado excepcionales beneficios para el tratamiento de ciertos tipos de tumores cancerosos, especialmente los localizados en el pulmón, mama, páncreas y próstata.

Tomar graviola como complemento al tratamiento contra el cáncer tiene sus ventajas:

La acción de la Acetogenina Anonacea, es potente y actúa contra las células cancerígenas y tumores, incluso frente a células que ofrecen resistencia a los tratamientos con quimioterapia, por lo tanto es un complemento ideal para este tratamiento.

La actividad citotóxica de las acetogeninas es selectiva, evitando dañar las células sanas.
Para quienes no comparten los tratamientos de tipo natural, la quimioterapia es la alternativa más viable, aunque poco a poco la graviola está ganando terreno tratándose como complemento coadyuvante al tratamiento para frenar el avance de la enfermedad. Al tomarlo como complemento, le hará sentirse más fuerte y saludable a lo largo del tratamiento.

Hay muchos países en los que se ha aceptado la graviola por su acción medicinal: Brasil, Colombia, Puerto Rico o EEUU, entre otros.

¿Cómo debe Consumirse la Graviola?
Dado que la Graviola es un producto vegetal que también limpia el estómago, se recomienda tomar las cápsulas de graviola de una manera gradual, de menos a más, con el fin de lograr que el cuerpo se acostumbre.

¿Es efectiva la Graviola contra el cáncer?

Dado que se trata de un producto natural no patentable, no es posible afirmarlo con certeza. Sin embargo, existen diversos estudios al respecto que acreditan la fama que la Graviola. Estudios científicos realizados en la Universidad de Purdue en Indiana, USA y en Japón, han demostrado excepcionales beneficios para el tratamiento de ciertos tipos de tumores cancerosos.

¿Por qué no es conocida esta planta?

Una corporación americana, multimillonaria, inició la búsqueda de una cura para el cáncer centrando su investigación en la Graviola. Todas sus partes mostraron ser útiles: hojas, raíces, pulpa y semillas han sido usadas durante siglos por los curanderos y los indígenas nativos en América del Sur, en el tratamiento de enfermedades del corazón, asma o artritis.

Ante las primeras evidencias, dicha empresa invirtió grandes sumas de dinero para probar las propiedades anti-cancerígenas del árbol y se asombró por los resultados. Parecía que se iba a convertir en la fuente de millonarias utilidades. Los estudios indicaron que después de más de 20 pruebas de laboratorio, realizadas a partir de 1970 los extractos revelaron lo siguiente:

Destruye las células malignas en 12 tipos de cáncer, incluyendo el de colon, de pecho, de próstata, del pulmón y del páncreas.

Los compuestos de este árbol demostraron actuar mejor retardando el crecimiento de las células de cáncer que el producto Adriamicina (quimioterapia).

Pero se encontraron con un obstáculo insalvable: El árbol de graviola (guanábana) es completamente natural, razón por la cual no es patentable. No fue posible obtener las jugosas utilidades que se esperaban de ella, ya que no les iban a proporcionan las ganancias económicas esperadas.

La compañía optó entonces por tratar de sintetizar dos de los ingredientes del potente anti-cancerígeno del árbol de la graviola, pero no pudieron aislarlos ni patentarlos. La compañía archivó el proyecto decidiendo no publicar los resultados de su investigación.

Uno de los científicos que participó en este estudio, estuvo en desacuerdo a la hora de zanjar las investigaciones y no publicarlas, por lo que se puso en contacto con los investigadores del Instituto de Ciencias de la Salud. A partir de aquí ellos comenzaron a investigar la posibilidad de que la graviola pudiera combatir el cáncer. La evidencia de la efectividad asombrosa de graviola y la forma como se pretendió encubrir esa verdad no se hicieron esperar, levantando una ola de indignación.

El Instituto Nacional del Cáncer realizó la primera investigación científica en 1976. Los resultados mostraron que las hojas de la graviola y sus tallos son eficaces atacando y destruyendo las células malignas. Inexplicablemente, los resultados se recogieron en un informe confidencial y nunca fueron entregados a la opinión pública.

En un periódico de Productos Naturales hicieron un seguimiento de un estudio de la Universidad Católica de Corea Sur, que decía que un elemento, un químico de la Graviola fue utilizado para matar las células de cáncer de colon de manera selectiva, con una potencia superior a la Adriamicina normalmente usada. La parte más significativa del estudio de la Universidad Católica de Corea afirma que la graviola mostró ser selectiva al atacar las células del cáncer, mientras dejaba intactas las células sanas, al contrario de la quimioterapia tradicional que ataca, sin discriminación a las células en proceso de reproducción (como las de el estómago y el cabello), causando efectos colaterales a menudo devastadores como náuseas y la pérdida del pelo.

Conclusión

Como hemos podido ver, con el consumo de las hojas de Graviola las posibilidades de obtener ciertos beneficios en algunos procesos, son muy grandes, hay estudios pre-clínicos que demuestran su actividad y en cierta forma también es avalada por la medicina tradicional.

Sin excederse en las dosis recomendadas contamos con una importante arma brindada por la naturaleza, obteniendo logros en ciertas neoplasias con esta planta, por lo que queda la expectativa de que con mayores estudios, sobre todo clínicos, y su difusión, para luchar contra estos males.

Siempre aconsejamos que cualquier complemento que tomemos paralelo a un tratamiento de medicina tradicional sea comunicado a su médico, ya que debe estar al corriente de si lo que tomamos es compatibles con el tratamiento que nos ha prescrito.

Anuncios

Niveles de pH y el cáncer, los alimentos alcalinos y ácidos


El cuerpo humano es una máquina increíble. Una de las funciones más importantes de este recipiente es su capacidad para regular sus propios niveles de acidez en un grado muy fino.

Las células sólo funcionarán normalmente dentro de límites relativamente estrechos de pH. El cuerpo regula su pH mediante el ajuste constante de procesos fisiológicos, como la función respiratoria y renal. Sin embargo, los alimentos que usted come puede jugar un papel en el aumento o la disminución del pH del cuerpo, y algunos alimentos pueden ser más alcalinos que otros. Un cuerpo ácido es un imán para las enfermedades, afecciones como el cáncer y el envejecimiento. Comer más alimentos alcalinos ayuda a cambiar el pH del cuerpo y oxigena el sistema, mantener su cuerpo sano y que funcione correctamente, previene del cáncer, y de muchas otras enfermedades.

Definición

pH, o “potencial de hidrógeno”, es una medida de la concentración de iones de hidrógeno, una medida de la acidez o alcalinidad de una solución.

Cuando una solución es alcalina, o tiene una alcalinidad, significa que tiene la capacidad para neutralizar los ácidos. La alcalinidad se expresa como un número de pH, en una escala de 0 a 14. Un pH de 7 es neutro, ni ácido ni alcalino. Una sustancia con el nivel de pH entre 7 y 14 es alcalina, y se llama base (o base). Cuanto más cerca esté una sustancia a un pH de 14, más alcalina es. Los alimentos sustancialmente están hechos de agua, por lo que también tienen un pH que se puede medir. Debido a que el cuerpo humano es más líquido, también tiene un pH, que se mide a través de la sangre.

Nuestra pH en la sangre tiene una gama muy estrecha de alrededor de 7,35 a 7,45. Si el pH de nuestro cuerpo se desvía de esta gama, enfermará o comenzará a mostrar síntomas de enfermedad. Si nuestro pH en la sangre cae por debajo de 6,8 o por encima de 7,8, las células dejan de funcionar y seguiría la muerte rápidamente.

Un pH ácido puede ocurrir por el estrés emocional, sobrecarga de toxinas, las reacciones inmunes o cualquier proceso que prive a las células de oxígeno y otros nutrientes. Obviamente, una dieta que es muy ácida puede cambiar los niveles de pH hasta cierto punto, también. El cuerpo trata de compensar un nivel de pH ácido mediante la utilización de minerales alcalinos que ha almacenado. Si la dieta no contiene suficientes minerales para compensar, se producirá una acumulación de ácidos en las células, privándolas de oxígeno.

Esto puede disminuir la capacidad del organismo para absorber minerales adicionales y otros nutrientes, disminuye la producción de energía en las células, disminuye su capacidad para reparar las células dañadas, disminuye su capacidad de desintoxicar los metales pesados, y permite que las células tumorales crezcan y proliferen, y lo hacen más susceptibles a la fatiga y la enfermedad.

La dieta americana es alta en productos ácidos como las carnes, quesos, cereales y alcohol y por lo general muy baja en alimentos alcalinos como los vegetales verdes, frutas, especias y cultivos probióticos (como los que se encuentran en el yogurt real).

Además, nos hemos convertido en una sociedad que está literalmente consumada con jarabe de maíz alto en fructosa, harinas refinadas, café, cigarrillos, productos farmacéuticos y los edulcorantes artificiales – de los cuales todos son muy ácidos en el cuerpo humano. Una de las maneras más fáciles y rápidas para ayudar a corregir un nivel ácido de pH es controlando la dieta y el estilo de vida.

Para mantener la salud, la dieta debe consistir de un 60% de alimentos de formación alcalinos y el 40% en alimentos ácidos.

Para restaurar la salud, la dieta debe consistir de un 80% de alimentos de formación alcalinos y el 20% de alimentos ácidos.

Saludable, Frutas y Verduras forman alcalinos

Algunos frutos son muy alcalinos

Manzanas, albaricoques, (de alto índice glucémico) aguacate, plátanos, moras, melón, coco, cerezas real, dátiles e higos, peras, naranjas, piña, melocotones, uvas pasas, uvas, pomelo, melón, limones y limas (cítrico ácido? más información sobre esto en breve), nectarinas, frambuesas, tomate, mandarina, frutas tropicales, sandía y fresas.

Vegetales con alta alcalinidad

Incluye la mayoría de las verduras verdes, como los espárragos, el diente de león, hierba de trigo, alfalfa, algas marinas, algas y sal, berros, brócoli, espinaca, apio, judías verdes frescas, boniato, calabaza, guisantes, pimientos, cebolla, lechuga, setas, coles de Bruselas, berenjena, ajo, escarola, pepino, repollo, zanahoria, hinojo, remolacha, castañas, almendras, chile, tamari, el jengibre y la canela.

Otros alimentos con alta alcalinidad

Otros productos alimenticios son alcalinizantes o medios alcalinos, una vez que se comen. Alcalinizante edulcorantes incluyen el jarabe de arroz, jarabe de arce y sin procesar stevia. El mijo, el polvo de proteína de suero de leche, almendras, castañas y queso de soja fermentado son proteínas alcalinizantes. Bebidas alcalinizantes incluyen agua pura o mineral, leche de almendras, caldo de verduras, no endulzado leche de soya, jugo de vegetales frescos, agua de limón y té de hierbas. Los limones son naturalmente ácidos, pero después de la digestión se vuelven alcalinos. Tenga en cuenta que a las carnes le ocurre lo opuesto, mientras que son alcalinos antes de la digestión se convierten en ácido después.

Alimentos Ácidos (Se deben evitar o consumir con moderación con abundantes alcalinos)

Maíz, arándanos, frutas en conserva, la cebada, el arroz, casi todos los granos, incluyendo trigo y todas las harinas (pan, pastas, macarrones, etc), el centeno, la avena, la mayoría de los frijoles y las legumbres (frijoles pinto, verde, negro, pollo, etc ), quesos duros /procesados, los cacahuetes y los elementos asociados, casi todas las proteínas animales y peces, y por supuesto, el alcohol, azúcares, fármacos (incluyendo medicamentos de venta libre), y los productos del tabaco. Usted puede encontrar una lista mucho más profundida y larga de alimentos ácidos y alcalinos aquí. El café es una bebida ácida (con un pH alrededor de 4), pero con moderación, se ha encontrado que puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer y enfermedades, además de tener un efecto desintoxicante en la sangre. Por lo tanto, asegúrese de tener un vaso de leche o zumo de naranja con el café de la mañana y experimente los beneficios saludables de las vitaminas, minerales, proteínas, alcalinas y acidez del café.

Principales fuentes de acumulación de ácido

El metabolismo y/o desglose incompleto (oxidación) de los productos alimenticios o metabólicos “residuos” producido como subproducto de actividad celular. Durante la respiración celular y la producción de energía, los ácidos producidos como parte de productos de “desechos”. Estos ácidos deben ser “equilibrados”, neutralizados, o eliminados por el cuerpo y los sistemas de desintoxicación a través de los riñones, los pulmones, el hígado y la sangre.

El consumo de ácido presente en el suministro de alimentos, aire y agua. Las emisiones de nitrógeno de los automóviles y las plantas industriales, colorantes alimentarios, aerosoles, ceras, conservantes, aditivos alimentarios, los edulcorantes artificiales, los fertilizantes, contaminantes del agua, e incluso cloruro y fluoruro en el agua del grifo son sólo algunos de los productos químicos altamente ácidos que son ingeridos por millones de personas cada día.       ( Fuente: Michael Lam, MD, MPH – http://www.drlam.com/articles/acidosis.asp )

Los efectos de un ambiente ácido

La acumulación de ácido puede provocar acidosis, que a su vez afecta al hígado, riñón, corazón, la insulina y la regulación de la salud celular. Estos problemas pueden llevar rápidamente a un accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, aneurisma, problemas cardiovasculares, la osteoporosis, la obesidad y la hipertensión arterial. La acidosis generalmente altera los lípidos y ácidos grasos, los cuales están involucrados en la función nerviosa y cerebral. Esta alteración provoca problemas neurológicos como la esclerosis múltiple, MD, así como problemas con el equilibrio hormonal en el sistema endocrino.

Es muy probable que un pH ácido, a partir de una dieta desequilibrada, produzca una condición que estimula la respuesta genética predeterminada a la inanición y el hambre. Cuando esto sucede, el cuerpo comienza a acumular todas las calorías consumidas y la almacena como grasa, por temor a que se muera de hambre y no sabe dónde ni cuándo tendrá su próxima comida. Para contrarrestar esto, muchos nutricionistas y atletas recomiendan el consumo de numerosas comidas pequeñas y saludables durante todo el día con el fin de mantener al cuerpo feliz y seguro de que seguirá siendo alimentado. Cuando el cuerpo está en este cómodo estado y sin preocupaciones, estará encantado de quemar esas calorías (un aumento del metabolismo), lo que ayuda a adelgazar la cintura, crear masa muscular y evitar muchos de los problemas que se asocian con la acidosis, la obesidad y la regulación de insulina.

pH y el cáncer

Dos de los principales factores que conducen al cáncer son un pH ácido y la falta de oxígeno. Como tal, ¿podríamos ser capaces de manipular estos dos factores con el fin de prevenir y controlar el cáncer?. Sabemos que el cáncer necesita un ambiente ácido y bajo en oxígeno para sobrevivir y prosperar. La investigación ha demostrado que los pacientes terminales de cáncer tienen un nivel de acidez 1.000 veces superior al de personas sanas. La gran mayoría de los pacientes terminales de cáncer tiene un pH muy ácido. ¿Por qué es esto?. La razón es simple. Sin oxígeno, la fermentación de la glucosa se convierte en ácido láctico. Esto hace que el pH de la célula baje a 7,0. En más casos de cáncer avanzado, el nivel de pH cae más de 6,5 e incluso puede caer a 6,0, 5,7 o inferior. La verdad básica es que nuestros cuerpos simplemente no pueden luchar contra las enfermedades si nuestro pH no está bien equilibrado.

Conclusión

¿Es posible minimizar el potencial del cáncer? Estoy firmemente convencido de ello. Mientras que los niveles de pH no son la única respuesta, controlando el ácido y aumentando los niveles alcalinos mejorará considerablemente sus posibilidades de luchar contra las toxinas, permitiendo que las células sanas puedan prosperar y así evitar los ambientes bajo en oxígeno, donde prolifera el cáncer. Al mantener un nivel de pH saludable, te darás cuenta de que estás haciendo una gran cantidad de cambios en la dieta saludable – evite el jarabe de maíz alto en fructosa, refrescos abrasivos (La Coca-Cola tiene un nivel de pH de 2,2), aumentando el consumo de verduras verde y frutas frescas y hacer nuevas elecciones de estilo de vida, como evitar fármacos, cigarrillos y mucho café o alcohol.

Echa un vistazo a la siguiente tabla para identificar el “nivel de pH” de diferentes alimentos. Cada uno tiene asignado un número que refleja su potencial relativo aproximado de alcalinidad (+) o acidez (-) existentes en una onza (28.35g) de los alimentos. Cuanto mayor sea el número, mejor es para usted y lo mejor que puede comer.

Alimentos alcalinos saludables

Verduras

Alfalfa hierba +29.3

Espárragos +1.3

Hierba de cebada +28,1

Coles de Bruselas +0.5

Lechuga repollo fresca +14,1

Coliflor +3.1

Pimienta de Cayena +18.8

Apio +13,3

Cebollino +8.3

Consuelda +1.5

Pepino fresco, +31.5

Diente de león +22.7

Hierba Perro +22,6

Endibia, frescas +14.5

Francés judías verdes cortadas +11.2

Ajo +13,2

Repollo Verde Cosecha de diciembre +4.0

Repollo Verde, la cosecha de marzo de +2,0

Hierba Kamut +27.6

Canónigos +4.8

Puerros (bombillas) +7.2

Lechuga +2.2

Cebolla +3,0

Guisantes, frescos +5,1

Guisantes, maduro +0.5

Col Roja +6.3

Los tallos de ruibarbo +6.3

Savoy Cabbage +4.5

Afeitado hierba +21.7

Sorrel +11.5

Brotes de soja +29,5

Espinaca (excepto la de marzo) +13,1

La espinaca, la cosecha de marzo de +8,0

Semillas germinadas Chia +28.5

Brotado semillas de rábano +28.4

Paja del césped en +21,4

Berro +7.7

Pasto de trigo +33,8

Repollo blanco +3.3

Zucchini +5.7

Vegetales de Raíz

Remolacha +11.3

Zanahoria +9.5

Rábano +6.8

Colinabo +5.1

Patatas +2.0

Rábano rojo +16.7

Colinabo +3.1

Rábano Verano Negro +39.4

Nabo +8.0

Rábano blanco (primavera) +3.1

Frutas

Aguacate (proteína) +15,6

Limón fresco +9.9

Limas +8.2

Tomate +13,6

Granos orgánicos No almacenados y Leguminosas

Alforfón Grañones +0.5

De soja granulada (Frijoles de soya baja) +12,8

Lentejas +0,6

Frijoles de +12.0

Harina de soja +2,5

Lecitina de soja (Pura) +38,0

Las nueces de soya (frijoles de soja remojados, luego secarse)+26,5

Soja, +12,0

Espelta +0.5

Tofu +3.2

Los frijoles blancos (Habichuelas Blancas) +12,1

Nueces

Almendras +3.6

Las nueces del Brasil +0.5

Semillas

Las semillas de alcaravea +2.3

Las semillas de comino +1.1

Semillas de Hinojo +1,3

Semillas de lino +1,3

Semillas de calabaza +5.6

Semillas de sésamo +0.5

Semillas de girasol +5,4

Trigo Kernel +11.4

Grasas (frescas, aceites prensados en frío)

El aceite de borraja +3.2

Aceite de onagra +4.1

Aceite de semilla de lino +3,5

Los lípidos marinos +4.7

Aceite de Oliva +1.0

Alimentos que sólo se debe consumir moderadamente

Frutas

(En la primera temporada, para la limpieza solo o con moderación)

Albaricoque –9,5

Bananna, madura –10,1

Bananna, inmaduros +4.8

Grosellero Negro –6,1

Blueberry –5,3

Melón –2,5

Cereza, Sour +3.5

Sweet Cherry, –3,6

Coco, dulce +0.5

Arándano –7,0

Grosella –8,2

Dátiles –4,7

Zumo en polvo –2,4

Grosella, maduro –7,7

Uva, madura –7,6

Pomelo –1,7

Ciruela Italiana –4,9

Mandarina –11,5

Mango –8,7

Naranja –9,2

Papaya –9,4

Melocotón –9,7

Pera –9,9

Piña –12,6

Frambuesa –5,1

Grosella –2,4

Escaramujo –15,5

Fresa –5,4

Mandarina –8,5

Sandía –1,0

Ciruela amarilla –4,9

Granos No Almacenados

Arroz integral –12,5

Trigo –10,1

Nueces

Avellanas –2,0

Nueces de Macadamia –3,2

Nueces –8,0

Pescado

Peces de agua dulce –11,8

Grasas

Leche de coco –1,5

Aceite de girasol –6,7

Alimentos ácidos insalubres (intentar evitarlos)

Carne, aves y pescado

Carne –34,5

Pollo (a –22) –18,0

Huevos (a –22)

Hígado –3,0

Peces de océano –20,0

Carnes Órgano –3,0

Ostras –5,0

Carne de cerdo –38,0

Ternera –35,0

Leche y productos lácteos

Suero de mantequilla +1.3

Crema de –3,9

Queso duro –18,1

Leche homogeneizada –1,0

Quark –17,3

Pan, galletas (granos almacenados /masa Resucitado)

Pan de centeno –2,5

Galletas blancas –6,5

Pan Blanco –10,0

Pan integral –4,5

Toda la comida-pan –6,5

Nueces

Anacardos –9,3

Maní –12,8

Pistachos –16,6

Grasas

Mantequilla –3,9

Aceite de maíz –6,5

Margarina –7,5

Dulces

Edulcorantes artificiales –26,5

Jarabe de malta de cebada –9,3

La remolacha azucarera –15,1

jarabe de arroz –8,7

Chocolate –24,6

Azúcar Jugo de Caña seca –18,0

Fructosa –9,5

Miel –7,6

Malta Sweetner –9,8

Leche Azúcar –9,4

Melaza –14,6

El azúcar turbinado –9,5

El azúcar blanca –17,6

Condimentos

Salsa de tomate –12,4

Mayonesa –12,5

Mostaza –19,2

Salsa de soja –36,2

Vinagre –39,4

Bebidas

La cerveza –26,8

Café –25,1

Jugo de frutas azucaradas

Jugo de fruta, envasados, Natural –8,7

Licor –38,7

Té (Negro) –27,1

Vino –16,4

Misceláneo

Los alimentos enlatados,

Los alimentos cocinados en el microondas,

Los alimentos procesados.