Archivo de la etiqueta: salud

Suplementos, ¿cuáles necesitas?


Algunos suplementos para la salud y para la piel

Hoy día es bastante difícil llevar una vida exenta de estrés, con una buena alimentación y mejor descanso. Por ello, y para sobrellevarlo de la mejor manera, es recomendable tomar un complemento alimenticio para recuperar la energía y equilibrar nuestro organismo.

Si te sientes fatigado a menudo, con la moral baja, susceptible, comes de cualquier forma y a deshoras, coges todos los virus y resfriados que entran en tú oficina, y cualquier nuevo reto se convierte en cuesta arriba, es necesario que tomes complementos alimenticios.

Lo ideal es tomarlos en el desayuno o almuerzo un poco antes de la ingesta, ya que se absorben mejor.

Hay muchos complementos alimenticios y la gran mayoría de gran valía, aunque queremos presentaros los que consideramos más importantes:

  • Leche de soja: Para la pre-menopausia y menopausia.
  • Jalea real: Reconstituyente.
  • Lecitina de Soja: Controla la grasa y ayuda a mantener la mente clara.
  • Germen de trigo: Ayuda a mantener las arterias sanas y una piel luminosa.
  • Ginseng: Para recuperar la energía.
  • Aloe vera: Laxante, digestivo, fortificante, …

 ¿Qué suplementos necesitas?

¿Qué notas? Necesitas Complementos
Taquicardias Vitaminas B y E Magnesio, lecitina de soja, perlas de ajo y aceite de pescado
Problemas en la piel Vitaminas A, complejo B, C, E, zinc, hierro, cobre y selenio Levadura de cerveza enriquecida con selenio, acidófilus, lecitina de soja, melaza, germen de trigo, perlas de aceite onagra, levadura de cerveza enriquecida con zinc (si hubiese manchas en la cara) y perlas de aceite de pescado.
Siempre cansado Vitaminas A, B1, Ácido fólico, C, D, hierro, magnesio y zinc Jalea real, ginseng, levadura de cerveza enriquecida con zinc, comprimidos de kelp, perlas de aceite de pescado, polen, lecitina, magnesio quelado y acidófilus.
Sangrado de encías Vitamina C y bioflavonoides Comprimidos de acerola, comprimidos de mirtilo, comprimidos de corteza de naranja y limón, extracto de ginkgo biloba
Estreñimiento Fibra Copos o comprimidos de salvado, acidófilus, semillas de lino, comprimidos de aloe vera.
Insomnio Magnesio, calcio, vitaminas B6, A y triptófano Magnesio y calcio quelado, levadura de cerveza.
Tendencia a la anemia Ácido fólico, B12, vitamina C y hierro Comprimidos de hierro quelado, levadura de cerveza, comprimidos de acerola, comprimidos kelp.
Uñas frágiles Hierro, magnesio, zinc, vitaminas A, complejo B y E Comprimidos de cola de caballo, perlas de aceite de germen de trigo, perlas de aceite de prímula, comprimidos de kelp, comprimidos multivitamínicos y multiminerales.
Caida o fragilidad del cabello Hierro, magnesio, zinc, vitaminas A y complejo B Levadura de cerveza, germen de trigo, ácidos grasos poliinsaturados, multivimínico y multimineral, carbonato de magnesio.
Calambres y hormigueos Agua, calcio y magnesio Comprimidos de cola de caballo, calcio y magnesio quelado, carbonato de magnesio
Depresión Vitaminas B1, B6, B12, ácido pantoténico, ácido fólico, niacina, vitamina C, E, zinc, magnesio y calcio. Oligoelementos cobre-oro-plata, levadura de cerveza, comprimidos de kelp, perlas de aceite de germen de trigo, carbonato de magnesio.
Labios enrojecidos, resecos y con heriditas en las comisuras Vitaminas B2, 6 y 12. Levadura de cerveza, comprimidos de espirulina y externamente crema de caléndula.
Falta de apetito Vitaminas A, B1, Biotina, C, fósfora, sodio y zinc Jalea real, levadura de cerveza enriquecida con zinc, hierro quelado
Capilares frágiles y venitas Vitamina C y bioflavonoides Lecitina de soja, comprimidos de mirtilo, comprimidos de corteza de naranja y limón, diente de león, comprimidos de acerola.
Problemas de memoria Vitamina E, complejo B, Lecitina, ácidos grasos poliinsaturados Lecitina, eleuterococo, levadura de cerveza, perlas de aceite de pescado.
Aliento Clorofila, niacina, zinc y acidófilus Comprimidos de clorofila, acidófilus y levadura de cerveza enriquecida con zinc
Problemas de visión, ojos irritados y secos Vitaminas A, grupo B, C, E, D y Selenio Perlas de beta-caroteno, levadura de cerveza, comprimidos de acerola, perlas de germen de trigo, perlas de aceite de hígado de bacalao y comprimidos de mirtilo.
Síndrome premenstrual y molestias menstruales Vitamina B6, magnesio, calcio y vitamina E Perlas de aceite de borraja o de onagra, germen de trigo, comprimidos de salvia, levadura de cerveza, magnesio y calcio quelado, comprimidos de cola de caballo
Gastritis y diarreas frecuentes Vitaminas B1, K y F Acidófilus, comprimidos de alfalfa, germen de trigo, perlas de aceite de pescado.
Beber demasiado alcohol Vitaminas B1, B2, biotina, colina, niacina, B15, ácido fólico, C, K, magnesio, zinc y potasio Levadura de cerveza, magnesio quelado, lecitina de soja, comprimidos de alfalfa.
Demasiado café Vitaminas del grupo B, C, zinc, potasio y otros minerales Levadura de cerveza con zinc, comprimidos de acerola, multiminerales.
Ingesta de diuréticos habitualmente Complejo B, potasio, magnesio, zinc y calcio Pelas de beta-caroteno, comprimidos de alfalfa, salvado, acidófilus, perlas de aceite de pescado
Ingesta de laxantes habitualmente Vitaminas A, D, E, K, calcio y fósforo Perlas de beta-caroteno, comprimidos de alfalfa, salvado, acidófilus, perlas de aceite de pescado.
Si haces dieta de adelgazamiento Vitaminas A, complejo B (especialmente B6), C y E. Minerales: magnesio, hierro, selenio, cromo y cobre Lecitina de soja, espirulina, kelp, fucus, picolinato de cromo, germen de trigo, glucomanana, vinagre de manzana, garcinia y té verde.
Si haces dieta vegetariana o macrobiótica Vitaminas del grupo B, hierro, calcio y zinc Levadura de cerveza, kelp, fucus, espirulina, hierro y calcio quelado, lecitina y polen
Alergia a los lácteos Suplementos de calcio y magnesio Leche y batidos de soja, calcio y magnesio quelado, carbonato de magnesio, cola de cabalo
Celíaco Vitamina del grupo B (especialmente el ácido fólico) Complejo de vitaminas B, jalea real y tapioca
Mayor de 60 años Vitaminas A, E, C, Ácido fólico, calcio y hierro Polivitamínico, jalea real, acerola, germen de trigo, levadura, lecitina, ginseng y polen
Menopausia o Pre-menopausia Vitaminas D, E, Complejo B Levadura de cerveza, ginseng, perlas de aceite de pescado, calcio y magnesio quelados, leche de soja, maca, tapioca (elaborada con ñame o mandioca que contiene estrógenos).
Si eres fumador Vitamina C, B1, Ácido fólico y calcio Comprimidos de acerola, levadura de cerveza enriquecida con selenio
Deporte intenso Vitamina C, selenio, hierro, vitamina E, beta-caroteno, aminoácidos: arginina, leucina, tirosina y taurina (bajo control médico) Complejo de vitaminas y minerales quelados, complejo B, comprimidos de acerola, germen de trigo.
Embarazada o en la lactancia Vitamina A, B1, B2, Ácido fólico, B12, C, D, calcio, hierro, zinc Levadura de cerveza, perlas de aceite de trigo, perlas de aceite de pescado, hierro quelado
Si tomas la píldora anticonceptiva Vitamina A (beta-caroteno), C, E, grupo B (2, 12 y ácido fólico), ácidos grasos poli-insaturados (aceite de pescado, borraja, onagra) y magnesio. Levadura de cerveza, germen de trigo, perlas de aceite de borraja y onagra, carbonato de magnesio

¿Qué minerales son necesarios para mantener la piel perfecta?

El selenio y el zinc son imprescindibles para mantener una piel elástica y joven, aunque también otros minerales intervienen en mantener en correcto estado uñas, piel y cabello, evitando su carencia y proporcionando un efecto anti-envejecimiento.

Los principales son:

  • Azufre: Forma parte de los aminoácidos que ayudan a construir los tejidos, embellece el cutis y hace el cabello más brillante. Abunda en las cebollas, coles, carnes magras, alubias secas y huevos. Indicado para varios problemas en la piel.

  • Cobre: Permite que nuestro organismo pueda utilizar la tirosina, un aminoácido que influye en la pigmentación del cabello y de la piel, además de ser esencial para la síntesis de la hemoglobina, el transporte de hierro, y para la utilización de la vitamina C. Sin embargo, un exceso parece bajar los niveles de zinc y puede provocar, entre otras cosas, pérdida del cabello y despigmentación de éste y de la piel. Para cubrir las necesidades de cobre sólo hay que consumir cereales integrales y sus derivados, así como vegetales verdes. Lo podemos encontrar en: alubias secas, guisantes, trigo integral, ciruelas pasas, hígado de ternera, gambas y la mayor parte de los mariscos.

  • Hierro: El organismo precisa del cobre, el cobalto, el manganeso y la vitamina C para asimilar el hierro. Su déficil provoca paliza y caída del cabello. En un mes, las mujeres en edad menstrual pierden el doble de hierro que los hombres, pero una suplementación durante un período largo de este mineral debe ser controlada por un especialista. Se encuentra en: hígado de cerdo, riñones de ternera, harina de maíz, almejas crudas, espinacas, melocotones secos, carnes rojas, yema de huevo, ostras, frutos secos, alubias, espárragos, melaza y avena.

  • Selenio: Junto a la vitamina E posee una acción antioxidante. Los dos protegen las membranas celulares contra los daños producidos por la oxidación al neutralizar los radicales libres, por lo que previenen y retardan, los procesos de envejecimiento de los tejidos. Útil para mantener la elasticidad de los tejidos, tratamiento y prevención de la caspa y la exposición  a elementos contaminantes, porque protege de los efectos tóxicos de los metales pesados; cadmio, mercurio, plomo y arsénico. Disponible en suplementos en combinación con la vitamina E y otros antioxidantes. Se encuentra en: germen y salvado de trigo, cebollas, tomates y brécol.
  • Yodo: Un aporte suficiente de este mineral favorece el crecimiento apropiado del cabello, las uñas y la piel; también ayuda a adelgazar porque quema el exceso de grasa y aporta energía. Su déficit influye en la glándula tiroides y puede provocar reacciones lentas, aumento de peso y falta de energía. En el caso de pieles acnéicas, hay que intentar evitar ingerir alimentos que contengan mucho yodo, ya que lo empeora. Podemos encontrarlo en las algas kelp, suplementos multiminerales,  vegetales cultivados en suelos ricos en yodo, cebollas, todos los mariscos.
  • Zinc: La mayor parte del zinc de nuestro organismo se encuentra localizado en la piel, el cabello y las uñas. Es indispensable para la síntesis de proteínas, particularmente de las de colágeno. Precisamente el colágeno -la proteína más abundante en el organismo- y la elastina son los componentes presentes en mayor proporción en el tejido conjuntivo de la dermis, y aseguran la tonicidad y la elasticidad de la piel. Lo encontramos en: carnes, germen de trigo, quesos, huevos.

¿Qué suplementos necesitas?

Síntoma Posible deficiencia Qué tomar
Puntos negros y blancos, engrosamiento de la piel, manchas rojas Zinc, cobre, vitamina E, ácidos grasos poliinsaturados Levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), suplemento multimineral con poco yodo (de 2 a 4 comprimidos), primrose (3 perlas de 500 mg, o de 4 a 8 perlas de 250 mg)
Eczema seborreico: piel áspera, seca y escamosa, enrojecimiento e inflamación, picores Zinc y selenio, vitamina A, niacina (vitamina B3), biotina (vitamina B8), ácidos grasos poliinsaturados Vitaminas A, C y E, selenio y zinc (4 cápsulas), vitamina A (de 1 a 2 perlas), suplemento de vitaminas del complejo B (1 comprimido). Si hay picores, se puede utilizar una crema con caléndula para aliviarlos)
Arrugas Cobre Vitaminas A, C y E, selenio y zinc (4 cápsulas), levadura enriquecida con selenio (1 ó 2 cápsulas, durante las comidas), vitamina C.
Manchas de envejecimiento Yodo, vitamina B2 (riboflavina), vitamina B8 (biotina) Suplemento multimineral (de 2 a 4 comprimidos), levadura de cerveza (de 3 a 9 comprimidos, antes de las comidas)
Cabello que no crece Selenio, vitamina E, vitamina B6, inositol, ácidos grasos poliinsaturados Vitaminas A, C y E, selenio y zinc (4 cápsulas), levadura de cerveza (2 cucharadas), suplemento de vitaminas del complejo B (1 comprimido)
Caspa Zinc, hierro, magnesio, aminoácidos azufrados, vitamina B8 (biotina), proteínas, inositol, ácido pantoténico Levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), quelato de hierro (2 a 4 comprimidos), quelato de magnesio (de 3 a 6 comprimidos, sin masticarlos para su mejor asimilación), comprimidos de alfalfa (6 comprimidos, repartidos en las comidas principales), algas kelp (3 comprimidos, con abundante agua y antes de las comidas), suplementos de vitaminas del complejo B (1 comprimido)
Caída del cabello Cobre, zinc Suplemento multimineral (de 2 a 4 comprimidos), levadura de cerveza (de 3 a 9 comprimidos, antes de las comidas), levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas)
Manchas blancas en las uñas, uñas descoloridas Zinc, cobre, vitamina C, vitamina B2 (riboflavina), proteínas Suplemento multimineral (de 2 a 4 comprimidos), levadura de cerveza ( de 3 a 9 comprimidos antes de las comidas), levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), acerola (muy rica en vitaminas C, de 1 a 4 comprimidos)
Cicatrización lenta de heridas Vitamina C Levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), acerola (muy rica en vitaminas C, de 1 a 4 comprimidos), 3 perlas de aceite de germen de trig
  • Cápsulas para alimentar la piel por dentro: Contienen los minerales, vitaminas y nutrientes indispensables para activar la regeneración de los tejidos y mejorar la hidratación de la piel.
  • Comprimidos anti-radicales libres: Existen suplementos especialmente diseñados para la lucha contra el envejecimiento prematuro de la piel, que reúnen todos los minerales y vitaminas antioxidantes en un solo suplemento: el zinc, el selenio y las vitaminas A, C y E.
  • Suplementos para debilidad capilar y uñas frágiles: Son suplementos están destinados para solucionar los problemas de debilidad capilar, las afecciones del cuero cabelludo, la caída del cabello y las deficiencias del aspecto general del mismo. Generalmente, también van bien para las uñas frágiles y quebradizas.
  • Comprimidos de algas kelp: Conocido por su alta concentración en minerales, en especial de yodo, y por su gran cantidad de vitaminas. Es un complemento que se suele aconsejar en casos de debilidad de las uñas y el pelo, y en casos de estrés.
Anuncios

Niveles de pH y el cáncer, los alimentos alcalinos y ácidos


El cuerpo humano es una máquina increíble. Una de las funciones más importantes de este recipiente es su capacidad para regular sus propios niveles de acidez en un grado muy fino.

Las células sólo funcionarán normalmente dentro de límites relativamente estrechos de pH. El cuerpo regula su pH mediante el ajuste constante de procesos fisiológicos, como la función respiratoria y renal. Sin embargo, los alimentos que usted come puede jugar un papel en el aumento o la disminución del pH del cuerpo, y algunos alimentos pueden ser más alcalinos que otros. Un cuerpo ácido es un imán para las enfermedades, afecciones como el cáncer y el envejecimiento. Comer más alimentos alcalinos ayuda a cambiar el pH del cuerpo y oxigena el sistema, mantener su cuerpo sano y que funcione correctamente, previene del cáncer, y de muchas otras enfermedades.

Definición

pH, o “potencial de hidrógeno”, es una medida de la concentración de iones de hidrógeno, una medida de la acidez o alcalinidad de una solución.

Cuando una solución es alcalina, o tiene una alcalinidad, significa que tiene la capacidad para neutralizar los ácidos. La alcalinidad se expresa como un número de pH, en una escala de 0 a 14. Un pH de 7 es neutro, ni ácido ni alcalino. Una sustancia con el nivel de pH entre 7 y 14 es alcalina, y se llama base (o base). Cuanto más cerca esté una sustancia a un pH de 14, más alcalina es. Los alimentos sustancialmente están hechos de agua, por lo que también tienen un pH que se puede medir. Debido a que el cuerpo humano es más líquido, también tiene un pH, que se mide a través de la sangre.

Nuestra pH en la sangre tiene una gama muy estrecha de alrededor de 7,35 a 7,45. Si el pH de nuestro cuerpo se desvía de esta gama, enfermará o comenzará a mostrar síntomas de enfermedad. Si nuestro pH en la sangre cae por debajo de 6,8 o por encima de 7,8, las células dejan de funcionar y seguiría la muerte rápidamente.

Un pH ácido puede ocurrir por el estrés emocional, sobrecarga de toxinas, las reacciones inmunes o cualquier proceso que prive a las células de oxígeno y otros nutrientes. Obviamente, una dieta que es muy ácida puede cambiar los niveles de pH hasta cierto punto, también. El cuerpo trata de compensar un nivel de pH ácido mediante la utilización de minerales alcalinos que ha almacenado. Si la dieta no contiene suficientes minerales para compensar, se producirá una acumulación de ácidos en las células, privándolas de oxígeno.

Esto puede disminuir la capacidad del organismo para absorber minerales adicionales y otros nutrientes, disminuye la producción de energía en las células, disminuye su capacidad para reparar las células dañadas, disminuye su capacidad de desintoxicar los metales pesados, y permite que las células tumorales crezcan y proliferen, y lo hacen más susceptibles a la fatiga y la enfermedad.

La dieta americana es alta en productos ácidos como las carnes, quesos, cereales y alcohol y por lo general muy baja en alimentos alcalinos como los vegetales verdes, frutas, especias y cultivos probióticos (como los que se encuentran en el yogurt real).

Además, nos hemos convertido en una sociedad que está literalmente consumada con jarabe de maíz alto en fructosa, harinas refinadas, café, cigarrillos, productos farmacéuticos y los edulcorantes artificiales – de los cuales todos son muy ácidos en el cuerpo humano. Una de las maneras más fáciles y rápidas para ayudar a corregir un nivel ácido de pH es controlando la dieta y el estilo de vida.

Para mantener la salud, la dieta debe consistir de un 60% de alimentos de formación alcalinos y el 40% en alimentos ácidos.

Para restaurar la salud, la dieta debe consistir de un 80% de alimentos de formación alcalinos y el 20% de alimentos ácidos.

Saludable, Frutas y Verduras forman alcalinos

Algunos frutos son muy alcalinos

Manzanas, albaricoques, (de alto índice glucémico) aguacate, plátanos, moras, melón, coco, cerezas real, dátiles e higos, peras, naranjas, piña, melocotones, uvas pasas, uvas, pomelo, melón, limones y limas (cítrico ácido? más información sobre esto en breve), nectarinas, frambuesas, tomate, mandarina, frutas tropicales, sandía y fresas.

Vegetales con alta alcalinidad

Incluye la mayoría de las verduras verdes, como los espárragos, el diente de león, hierba de trigo, alfalfa, algas marinas, algas y sal, berros, brócoli, espinaca, apio, judías verdes frescas, boniato, calabaza, guisantes, pimientos, cebolla, lechuga, setas, coles de Bruselas, berenjena, ajo, escarola, pepino, repollo, zanahoria, hinojo, remolacha, castañas, almendras, chile, tamari, el jengibre y la canela.

Otros alimentos con alta alcalinidad

Otros productos alimenticios son alcalinizantes o medios alcalinos, una vez que se comen. Alcalinizante edulcorantes incluyen el jarabe de arroz, jarabe de arce y sin procesar stevia. El mijo, el polvo de proteína de suero de leche, almendras, castañas y queso de soja fermentado son proteínas alcalinizantes. Bebidas alcalinizantes incluyen agua pura o mineral, leche de almendras, caldo de verduras, no endulzado leche de soya, jugo de vegetales frescos, agua de limón y té de hierbas. Los limones son naturalmente ácidos, pero después de la digestión se vuelven alcalinos. Tenga en cuenta que a las carnes le ocurre lo opuesto, mientras que son alcalinos antes de la digestión se convierten en ácido después.

Alimentos Ácidos (Se deben evitar o consumir con moderación con abundantes alcalinos)

Maíz, arándanos, frutas en conserva, la cebada, el arroz, casi todos los granos, incluyendo trigo y todas las harinas (pan, pastas, macarrones, etc), el centeno, la avena, la mayoría de los frijoles y las legumbres (frijoles pinto, verde, negro, pollo, etc ), quesos duros /procesados, los cacahuetes y los elementos asociados, casi todas las proteínas animales y peces, y por supuesto, el alcohol, azúcares, fármacos (incluyendo medicamentos de venta libre), y los productos del tabaco. Usted puede encontrar una lista mucho más profundida y larga de alimentos ácidos y alcalinos aquí. El café es una bebida ácida (con un pH alrededor de 4), pero con moderación, se ha encontrado que puede ayudar a prevenir ciertos tipos de cáncer y enfermedades, además de tener un efecto desintoxicante en la sangre. Por lo tanto, asegúrese de tener un vaso de leche o zumo de naranja con el café de la mañana y experimente los beneficios saludables de las vitaminas, minerales, proteínas, alcalinas y acidez del café.

Principales fuentes de acumulación de ácido

El metabolismo y/o desglose incompleto (oxidación) de los productos alimenticios o metabólicos “residuos” producido como subproducto de actividad celular. Durante la respiración celular y la producción de energía, los ácidos producidos como parte de productos de “desechos”. Estos ácidos deben ser “equilibrados”, neutralizados, o eliminados por el cuerpo y los sistemas de desintoxicación a través de los riñones, los pulmones, el hígado y la sangre.

El consumo de ácido presente en el suministro de alimentos, aire y agua. Las emisiones de nitrógeno de los automóviles y las plantas industriales, colorantes alimentarios, aerosoles, ceras, conservantes, aditivos alimentarios, los edulcorantes artificiales, los fertilizantes, contaminantes del agua, e incluso cloruro y fluoruro en el agua del grifo son sólo algunos de los productos químicos altamente ácidos que son ingeridos por millones de personas cada día.       ( Fuente: Michael Lam, MD, MPH – http://www.drlam.com/articles/acidosis.asp )

Los efectos de un ambiente ácido

La acumulación de ácido puede provocar acidosis, que a su vez afecta al hígado, riñón, corazón, la insulina y la regulación de la salud celular. Estos problemas pueden llevar rápidamente a un accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, aneurisma, problemas cardiovasculares, la osteoporosis, la obesidad y la hipertensión arterial. La acidosis generalmente altera los lípidos y ácidos grasos, los cuales están involucrados en la función nerviosa y cerebral. Esta alteración provoca problemas neurológicos como la esclerosis múltiple, MD, así como problemas con el equilibrio hormonal en el sistema endocrino.

Es muy probable que un pH ácido, a partir de una dieta desequilibrada, produzca una condición que estimula la respuesta genética predeterminada a la inanición y el hambre. Cuando esto sucede, el cuerpo comienza a acumular todas las calorías consumidas y la almacena como grasa, por temor a que se muera de hambre y no sabe dónde ni cuándo tendrá su próxima comida. Para contrarrestar esto, muchos nutricionistas y atletas recomiendan el consumo de numerosas comidas pequeñas y saludables durante todo el día con el fin de mantener al cuerpo feliz y seguro de que seguirá siendo alimentado. Cuando el cuerpo está en este cómodo estado y sin preocupaciones, estará encantado de quemar esas calorías (un aumento del metabolismo), lo que ayuda a adelgazar la cintura, crear masa muscular y evitar muchos de los problemas que se asocian con la acidosis, la obesidad y la regulación de insulina.

pH y el cáncer

Dos de los principales factores que conducen al cáncer son un pH ácido y la falta de oxígeno. Como tal, ¿podríamos ser capaces de manipular estos dos factores con el fin de prevenir y controlar el cáncer?. Sabemos que el cáncer necesita un ambiente ácido y bajo en oxígeno para sobrevivir y prosperar. La investigación ha demostrado que los pacientes terminales de cáncer tienen un nivel de acidez 1.000 veces superior al de personas sanas. La gran mayoría de los pacientes terminales de cáncer tiene un pH muy ácido. ¿Por qué es esto?. La razón es simple. Sin oxígeno, la fermentación de la glucosa se convierte en ácido láctico. Esto hace que el pH de la célula baje a 7,0. En más casos de cáncer avanzado, el nivel de pH cae más de 6,5 e incluso puede caer a 6,0, 5,7 o inferior. La verdad básica es que nuestros cuerpos simplemente no pueden luchar contra las enfermedades si nuestro pH no está bien equilibrado.

Conclusión

¿Es posible minimizar el potencial del cáncer? Estoy firmemente convencido de ello. Mientras que los niveles de pH no son la única respuesta, controlando el ácido y aumentando los niveles alcalinos mejorará considerablemente sus posibilidades de luchar contra las toxinas, permitiendo que las células sanas puedan prosperar y así evitar los ambientes bajo en oxígeno, donde prolifera el cáncer. Al mantener un nivel de pH saludable, te darás cuenta de que estás haciendo una gran cantidad de cambios en la dieta saludable – evite el jarabe de maíz alto en fructosa, refrescos abrasivos (La Coca-Cola tiene un nivel de pH de 2,2), aumentando el consumo de verduras verde y frutas frescas y hacer nuevas elecciones de estilo de vida, como evitar fármacos, cigarrillos y mucho café o alcohol.

Echa un vistazo a la siguiente tabla para identificar el “nivel de pH” de diferentes alimentos. Cada uno tiene asignado un número que refleja su potencial relativo aproximado de alcalinidad (+) o acidez (-) existentes en una onza (28.35g) de los alimentos. Cuanto mayor sea el número, mejor es para usted y lo mejor que puede comer.

Alimentos alcalinos saludables

Verduras

Alfalfa hierba +29.3

Espárragos +1.3

Hierba de cebada +28,1

Coles de Bruselas +0.5

Lechuga repollo fresca +14,1

Coliflor +3.1

Pimienta de Cayena +18.8

Apio +13,3

Cebollino +8.3

Consuelda +1.5

Pepino fresco, +31.5

Diente de león +22.7

Hierba Perro +22,6

Endibia, frescas +14.5

Francés judías verdes cortadas +11.2

Ajo +13,2

Repollo Verde Cosecha de diciembre +4.0

Repollo Verde, la cosecha de marzo de +2,0

Hierba Kamut +27.6

Canónigos +4.8

Puerros (bombillas) +7.2

Lechuga +2.2

Cebolla +3,0

Guisantes, frescos +5,1

Guisantes, maduro +0.5

Col Roja +6.3

Los tallos de ruibarbo +6.3

Savoy Cabbage +4.5

Afeitado hierba +21.7

Sorrel +11.5

Brotes de soja +29,5

Espinaca (excepto la de marzo) +13,1

La espinaca, la cosecha de marzo de +8,0

Semillas germinadas Chia +28.5

Brotado semillas de rábano +28.4

Paja del césped en +21,4

Berro +7.7

Pasto de trigo +33,8

Repollo blanco +3.3

Zucchini +5.7

Vegetales de Raíz

Remolacha +11.3

Zanahoria +9.5

Rábano +6.8

Colinabo +5.1

Patatas +2.0

Rábano rojo +16.7

Colinabo +3.1

Rábano Verano Negro +39.4

Nabo +8.0

Rábano blanco (primavera) +3.1

Frutas

Aguacate (proteína) +15,6

Limón fresco +9.9

Limas +8.2

Tomate +13,6

Granos orgánicos No almacenados y Leguminosas

Alforfón Grañones +0.5

De soja granulada (Frijoles de soya baja) +12,8

Lentejas +0,6

Frijoles de +12.0

Harina de soja +2,5

Lecitina de soja (Pura) +38,0

Las nueces de soya (frijoles de soja remojados, luego secarse)+26,5

Soja, +12,0

Espelta +0.5

Tofu +3.2

Los frijoles blancos (Habichuelas Blancas) +12,1

Nueces

Almendras +3.6

Las nueces del Brasil +0.5

Semillas

Las semillas de alcaravea +2.3

Las semillas de comino +1.1

Semillas de Hinojo +1,3

Semillas de lino +1,3

Semillas de calabaza +5.6

Semillas de sésamo +0.5

Semillas de girasol +5,4

Trigo Kernel +11.4

Grasas (frescas, aceites prensados en frío)

El aceite de borraja +3.2

Aceite de onagra +4.1

Aceite de semilla de lino +3,5

Los lípidos marinos +4.7

Aceite de Oliva +1.0

Alimentos que sólo se debe consumir moderadamente

Frutas

(En la primera temporada, para la limpieza solo o con moderación)

Albaricoque –9,5

Bananna, madura –10,1

Bananna, inmaduros +4.8

Grosellero Negro –6,1

Blueberry –5,3

Melón –2,5

Cereza, Sour +3.5

Sweet Cherry, –3,6

Coco, dulce +0.5

Arándano –7,0

Grosella –8,2

Dátiles –4,7

Zumo en polvo –2,4

Grosella, maduro –7,7

Uva, madura –7,6

Pomelo –1,7

Ciruela Italiana –4,9

Mandarina –11,5

Mango –8,7

Naranja –9,2

Papaya –9,4

Melocotón –9,7

Pera –9,9

Piña –12,6

Frambuesa –5,1

Grosella –2,4

Escaramujo –15,5

Fresa –5,4

Mandarina –8,5

Sandía –1,0

Ciruela amarilla –4,9

Granos No Almacenados

Arroz integral –12,5

Trigo –10,1

Nueces

Avellanas –2,0

Nueces de Macadamia –3,2

Nueces –8,0

Pescado

Peces de agua dulce –11,8

Grasas

Leche de coco –1,5

Aceite de girasol –6,7

Alimentos ácidos insalubres (intentar evitarlos)

Carne, aves y pescado

Carne –34,5

Pollo (a –22) –18,0

Huevos (a –22)

Hígado –3,0

Peces de océano –20,0

Carnes Órgano –3,0

Ostras –5,0

Carne de cerdo –38,0

Ternera –35,0

Leche y productos lácteos

Suero de mantequilla +1.3

Crema de –3,9

Queso duro –18,1

Leche homogeneizada –1,0

Quark –17,3

Pan, galletas (granos almacenados /masa Resucitado)

Pan de centeno –2,5

Galletas blancas –6,5

Pan Blanco –10,0

Pan integral –4,5

Toda la comida-pan –6,5

Nueces

Anacardos –9,3

Maní –12,8

Pistachos –16,6

Grasas

Mantequilla –3,9

Aceite de maíz –6,5

Margarina –7,5

Dulces

Edulcorantes artificiales –26,5

Jarabe de malta de cebada –9,3

La remolacha azucarera –15,1

jarabe de arroz –8,7

Chocolate –24,6

Azúcar Jugo de Caña seca –18,0

Fructosa –9,5

Miel –7,6

Malta Sweetner –9,8

Leche Azúcar –9,4

Melaza –14,6

El azúcar turbinado –9,5

El azúcar blanca –17,6

Condimentos

Salsa de tomate –12,4

Mayonesa –12,5

Mostaza –19,2

Salsa de soja –36,2

Vinagre –39,4

Bebidas

La cerveza –26,8

Café –25,1

Jugo de frutas azucaradas

Jugo de fruta, envasados, Natural –8,7

Licor –38,7

Té (Negro) –27,1

Vino –16,4

Misceláneo

Los alimentos enlatados,

Los alimentos cocinados en el microondas,

Los alimentos procesados.