Archivo de la etiqueta: selenio

En busca de la fertilidad


La fertilidad hace referencia a la capacidad de una pareja para tener un hijo de forma natural.

Debemos de distinguir entre esterilidad absoluta, que es una imposibilidad total de que la pareja pueda concebir un hijo; como ocurre cuando las trompas están totalmente obstruidas, se ha extirpado el útero o no hay producción de espermatozoides, y la sub-fertilidad, es en la que existe un impedimento parcial para la fecundidad haciendo que la fecundidad sea más baja pero no nula.

El retraso en la edad reproductiva es quizá el principal factor que afecta a la fertilidad de hombres y mujeres. Esto trae como consecuencia que al acceder más tarde a la paternidad y maternidad, nuestras células reproductoras, óvulos y espermatozoides estén más envejecidos y ven disminuida su capacidad de fecundación, sumándose a un mayor deterioro de los órganos encargados de la reproducción.

En España se estima que casi un 15% de las parejas en edad reproductiva tiene problemas de esterilidad, existiendo cerca de un millón de parejas demandantes de asistencia reproductiva. Esta disminución de la fertilidad también agrava los datos demográficos que apuntan a un envejecimiento progresivo de la población, pues se requiere una tasa de fertilidad de 2,1 hijos por mujer cuando nos situamos en unas cifras de 1,41 hijos por mujer. Además, sólo algo más de la mitad de las parejas in-fértiles buscan una solución a su problema.

La influencia de los factores ambientales y el estilo de vida actual intervienen en la esterilidad. Existe una preocupación creciente respecto a los efectos adversos de la contaminación medioambiental sobre la reproducción humana, y muy especialmente sobre el papel de las dioxinas en la formación y maduración de los espermatozoides y en el desarrollo y crecimiento de tejido uterino fuera de éste, especialmente en trompas y ovarios.

Las parejas, cuando se encuentran en esta situación, suelen seguir dos tipos de tratamiento de reproducción asistida:

  • Inseminación artificial: Consiste en depositar espermatozoides sanos en el interior del útero, con lo que la fecundación se realiza en el interior del útero.
  • Fecundación in vitro: La unión del óvulo y el espermatozoide se realiza en un laboratorio, y una vez fecundado el óvulo se implanta en el útero materno.

Cada día más parejas encuentran dificultades para “quedarse embarazadas”, y en ocasiones buscan una alternativa en tratamientos costosos sin estar exentos de efectos secundarios.

Medicina alternativa

Desde las medicinas alternativas, también podemos aportar nuestro granito de arena para solucionar este problema de una forma sana, eficaz y sin efectos secundarios.

Por supuesto es fundamental una alimentación que nos aporte una dosis óptima de antioxidantes, por lo que debe aumentarse el consumo de frutas y verduras, y, en su defecto, apostar por algún tipo de suplementos que los aporte. Uno de los antioxidantes que más parece influir en la fertilidad tanto de hombres como de mujeres es el selenio.

Entre los alimentos más recomendables están las nueces, que aumentan la fertilidad en el varón al aumentar la calidad del esperma mejorando el número, morfología y movilidad de los espermatozoides con un consumo de media taza durante tres meses. Algunos autores relacionan este efecto con el aporte de ácidos grasos omega-3 que provoca su consumo, ya que otro estudio posterior observó que cuando se tienen unos niveles bajos de este nutriente cada vez más deficitario en nuestra dieta, menor es el número de espermatozoides, son más inmaduros y tienen una vida más corta, mejorando los parámetros cuando se vuelven a aportar estos ácidos grasos.

Asimismo, el consumo de aguacates y aceite de oliva ricos en grasas monoinsaturadas típicas de la dieta mediterránea aumenta la probabilidad de embarazo en 3,4 veces; por el contrario, quienes consumen mayores cantidades de grasas saturadas como la mantequilla y carnes rojas producen menos cantidad de óvulos.

En cuanto a los hombres, la dieta y el sobrepeso puede ser perjudicial al esperma, pues también en nosotros un alto consumo de grasas saturadas (presentes por ejemplo en la bollería o alimentos procesados) se relaciona con un volumen de espera un 43% menor y una concentración de espermatozoides en el mismo un 38% inferior a la de varones con una dieta más sana.

Fitoterapia

Dentro de la fitoterapia destacan algunos complementos para el hombre y la mujer:

Mujer

  • Ñame salvaje: Posee un principio llamado diosgenina, que se comporta en el organismo de la mujer como una “fitoprogesterona”, siendo útil para conseguir y mantener el embarazo durante el primer trimestre de éste. (La palabra progesterona viene de pro-gestación, que favorece el embarazo).

Hombre

  • Maca andina o Lepidium Meyenii:Aunque se le han otorgado propiedades afrodisíacos, éstas no se han demostrado. Mejora la calidad del esperma al inducir la espermatogénesis.

  • L-Argininia: Aumenta la producción y calidad de espermatozoides. En un estudio realizado con varios voluntarios masculinos fueron alimentados con una dieta deficiente en arginina, teniendo una reducción del 90% en el número de espermatozoides en tan sólo nueve días. Cuando se agregó este aminoácido a la dieta, el número de espermatozoides volvió a niveles normales después de varias semanas. La arginina es necesaria para aumentar la síntesis de proteínas, lo que a su vez incrementa la reproducción de las células y lo hace esencial en la formación de esperma. Varios estudios sugieren que su deficiencia puede causar esterilidad por escasez de los espermatozoides.
  • Zinc: Favorece la producción de espermatozoides, es necesario para construir la capa externa y la cola de éstos. Este mineral se pierde con cada eyaculación, por lo que una vida sexual activa y una dieta pobre en zinc puede ser causa de infertilidad en muchos hombres.
  • Selenio: Tiene propiedades antioxidantes que pueden mejorar la movilidad del esperma.
  • Vitamina C: Protege al esperma de los daños de la oxidación.
  • DHA: El semen contiene grandes cantidades de DHA, necesario para vigorizar el esperma y aumentar su motilidad.
  • Vitamina B12: Es precisa para mantener la fertilidad, ayudando a mejorar el recuento espermático.

Otros consejos …

  • Mantente en forma. Uno de los primeros consejos que se da cuando quieres quedar embarazada es evitar el sobrepeso y en general estar en buena forma física. El ejercicio diario moderado tonifica los músculos y pone en marcha el metabolismo. Es lógico que sustituir sedentarismo por ejercicio puede mejorar las funciones vitales y por tanto beneficie la fertilidad natural.
  • No al estrés. Parece ser que, efectivamente, los niveles altos de ansiedad pueden alterar la intercomunicación hormonal en las mujeres y causar ovulaciones irregulares y contracciones uterinas que pueden impedir la implantación de los embriones. En los hombres, el estrés se puede ver reflejado en una reducción en la cantidad y la calidad de los espermatozoides.

  • Acupuntura: Según investigaciones realizadas con pacientes en Alemania, la acupuntura puede ayudar a aumentar la circulación sanguínea en el útero y a relajar el tejido muscular, beneficiando de esta manera la implantación embrional.

La medicina tradicional china es una muy buena opción, pues duplica las posibilidades de conseguir un embarazo en mujeres con problemas de fertilidad en comparación con la medicina occidental, según un estudios de la Universidad de Adelaide. Tras cuatro meses de tratamiento, se observó que el 60% de las mujeres que habían seguido un tratamiento con medicina china habían logrado con éxito un embarazo, en comparación con el 30% de aquellas que habían seguido un procedimiento de fertilización in vitro o habían tomado medicamentos para la fertilidad. Existe evidencia de que la estimulación que producen las agujas aumentaría el flujo sanguíneo del útero.

  • Tabaco: Muchos estudios afirman que el tabaco reduce la fertilidad tanto en el hombre como en la mujer. El tabaco disminuye la calidad del esperma en el hombre. En la mujer, el tabaco altera los niveles hormonales, disminuyendo los estrógenos, influyendo negativamente en la maduración folicular, la calidad ovocitaria y posteriormente la implantación del óvulo fecundado.
  • El consumo de aguacates y aceite de oliva ricos en grasas monoinsaturadas típicas de la dieta mediterránea aumenta en 3,4 veces la probabilidad de embarazado en mujeres.

Por último

Recordar que debemos observar con detenimiento los ciclos menstruales de las mujeres, así como diversos aspectos emocionales y mentales, ya que un acercamiento integral es tan importante como las plantas o suplementos utilizados en el tratamiento.

Anuncios

Suplementos, ¿cuáles necesitas?


Algunos suplementos para la salud y para la piel

Hoy día es bastante difícil llevar una vida exenta de estrés, con una buena alimentación y mejor descanso. Por ello, y para sobrellevarlo de la mejor manera, es recomendable tomar un complemento alimenticio para recuperar la energía y equilibrar nuestro organismo.

Si te sientes fatigado a menudo, con la moral baja, susceptible, comes de cualquier forma y a deshoras, coges todos los virus y resfriados que entran en tú oficina, y cualquier nuevo reto se convierte en cuesta arriba, es necesario que tomes complementos alimenticios.

Lo ideal es tomarlos en el desayuno o almuerzo un poco antes de la ingesta, ya que se absorben mejor.

Hay muchos complementos alimenticios y la gran mayoría de gran valía, aunque queremos presentaros los que consideramos más importantes:

  • Leche de soja: Para la pre-menopausia y menopausia.
  • Jalea real: Reconstituyente.
  • Lecitina de Soja: Controla la grasa y ayuda a mantener la mente clara.
  • Germen de trigo: Ayuda a mantener las arterias sanas y una piel luminosa.
  • Ginseng: Para recuperar la energía.
  • Aloe vera: Laxante, digestivo, fortificante, …

 ¿Qué suplementos necesitas?

¿Qué notas? Necesitas Complementos
Taquicardias Vitaminas B y E Magnesio, lecitina de soja, perlas de ajo y aceite de pescado
Problemas en la piel Vitaminas A, complejo B, C, E, zinc, hierro, cobre y selenio Levadura de cerveza enriquecida con selenio, acidófilus, lecitina de soja, melaza, germen de trigo, perlas de aceite onagra, levadura de cerveza enriquecida con zinc (si hubiese manchas en la cara) y perlas de aceite de pescado.
Siempre cansado Vitaminas A, B1, Ácido fólico, C, D, hierro, magnesio y zinc Jalea real, ginseng, levadura de cerveza enriquecida con zinc, comprimidos de kelp, perlas de aceite de pescado, polen, lecitina, magnesio quelado y acidófilus.
Sangrado de encías Vitamina C y bioflavonoides Comprimidos de acerola, comprimidos de mirtilo, comprimidos de corteza de naranja y limón, extracto de ginkgo biloba
Estreñimiento Fibra Copos o comprimidos de salvado, acidófilus, semillas de lino, comprimidos de aloe vera.
Insomnio Magnesio, calcio, vitaminas B6, A y triptófano Magnesio y calcio quelado, levadura de cerveza.
Tendencia a la anemia Ácido fólico, B12, vitamina C y hierro Comprimidos de hierro quelado, levadura de cerveza, comprimidos de acerola, comprimidos kelp.
Uñas frágiles Hierro, magnesio, zinc, vitaminas A, complejo B y E Comprimidos de cola de caballo, perlas de aceite de germen de trigo, perlas de aceite de prímula, comprimidos de kelp, comprimidos multivitamínicos y multiminerales.
Caida o fragilidad del cabello Hierro, magnesio, zinc, vitaminas A y complejo B Levadura de cerveza, germen de trigo, ácidos grasos poliinsaturados, multivimínico y multimineral, carbonato de magnesio.
Calambres y hormigueos Agua, calcio y magnesio Comprimidos de cola de caballo, calcio y magnesio quelado, carbonato de magnesio
Depresión Vitaminas B1, B6, B12, ácido pantoténico, ácido fólico, niacina, vitamina C, E, zinc, magnesio y calcio. Oligoelementos cobre-oro-plata, levadura de cerveza, comprimidos de kelp, perlas de aceite de germen de trigo, carbonato de magnesio.
Labios enrojecidos, resecos y con heriditas en las comisuras Vitaminas B2, 6 y 12. Levadura de cerveza, comprimidos de espirulina y externamente crema de caléndula.
Falta de apetito Vitaminas A, B1, Biotina, C, fósfora, sodio y zinc Jalea real, levadura de cerveza enriquecida con zinc, hierro quelado
Capilares frágiles y venitas Vitamina C y bioflavonoides Lecitina de soja, comprimidos de mirtilo, comprimidos de corteza de naranja y limón, diente de león, comprimidos de acerola.
Problemas de memoria Vitamina E, complejo B, Lecitina, ácidos grasos poliinsaturados Lecitina, eleuterococo, levadura de cerveza, perlas de aceite de pescado.
Aliento Clorofila, niacina, zinc y acidófilus Comprimidos de clorofila, acidófilus y levadura de cerveza enriquecida con zinc
Problemas de visión, ojos irritados y secos Vitaminas A, grupo B, C, E, D y Selenio Perlas de beta-caroteno, levadura de cerveza, comprimidos de acerola, perlas de germen de trigo, perlas de aceite de hígado de bacalao y comprimidos de mirtilo.
Síndrome premenstrual y molestias menstruales Vitamina B6, magnesio, calcio y vitamina E Perlas de aceite de borraja o de onagra, germen de trigo, comprimidos de salvia, levadura de cerveza, magnesio y calcio quelado, comprimidos de cola de caballo
Gastritis y diarreas frecuentes Vitaminas B1, K y F Acidófilus, comprimidos de alfalfa, germen de trigo, perlas de aceite de pescado.
Beber demasiado alcohol Vitaminas B1, B2, biotina, colina, niacina, B15, ácido fólico, C, K, magnesio, zinc y potasio Levadura de cerveza, magnesio quelado, lecitina de soja, comprimidos de alfalfa.
Demasiado café Vitaminas del grupo B, C, zinc, potasio y otros minerales Levadura de cerveza con zinc, comprimidos de acerola, multiminerales.
Ingesta de diuréticos habitualmente Complejo B, potasio, magnesio, zinc y calcio Pelas de beta-caroteno, comprimidos de alfalfa, salvado, acidófilus, perlas de aceite de pescado
Ingesta de laxantes habitualmente Vitaminas A, D, E, K, calcio y fósforo Perlas de beta-caroteno, comprimidos de alfalfa, salvado, acidófilus, perlas de aceite de pescado.
Si haces dieta de adelgazamiento Vitaminas A, complejo B (especialmente B6), C y E. Minerales: magnesio, hierro, selenio, cromo y cobre Lecitina de soja, espirulina, kelp, fucus, picolinato de cromo, germen de trigo, glucomanana, vinagre de manzana, garcinia y té verde.
Si haces dieta vegetariana o macrobiótica Vitaminas del grupo B, hierro, calcio y zinc Levadura de cerveza, kelp, fucus, espirulina, hierro y calcio quelado, lecitina y polen
Alergia a los lácteos Suplementos de calcio y magnesio Leche y batidos de soja, calcio y magnesio quelado, carbonato de magnesio, cola de cabalo
Celíaco Vitamina del grupo B (especialmente el ácido fólico) Complejo de vitaminas B, jalea real y tapioca
Mayor de 60 años Vitaminas A, E, C, Ácido fólico, calcio y hierro Polivitamínico, jalea real, acerola, germen de trigo, levadura, lecitina, ginseng y polen
Menopausia o Pre-menopausia Vitaminas D, E, Complejo B Levadura de cerveza, ginseng, perlas de aceite de pescado, calcio y magnesio quelados, leche de soja, maca, tapioca (elaborada con ñame o mandioca que contiene estrógenos).
Si eres fumador Vitamina C, B1, Ácido fólico y calcio Comprimidos de acerola, levadura de cerveza enriquecida con selenio
Deporte intenso Vitamina C, selenio, hierro, vitamina E, beta-caroteno, aminoácidos: arginina, leucina, tirosina y taurina (bajo control médico) Complejo de vitaminas y minerales quelados, complejo B, comprimidos de acerola, germen de trigo.
Embarazada o en la lactancia Vitamina A, B1, B2, Ácido fólico, B12, C, D, calcio, hierro, zinc Levadura de cerveza, perlas de aceite de trigo, perlas de aceite de pescado, hierro quelado
Si tomas la píldora anticonceptiva Vitamina A (beta-caroteno), C, E, grupo B (2, 12 y ácido fólico), ácidos grasos poli-insaturados (aceite de pescado, borraja, onagra) y magnesio. Levadura de cerveza, germen de trigo, perlas de aceite de borraja y onagra, carbonato de magnesio

¿Qué minerales son necesarios para mantener la piel perfecta?

El selenio y el zinc son imprescindibles para mantener una piel elástica y joven, aunque también otros minerales intervienen en mantener en correcto estado uñas, piel y cabello, evitando su carencia y proporcionando un efecto anti-envejecimiento.

Los principales son:

  • Azufre: Forma parte de los aminoácidos que ayudan a construir los tejidos, embellece el cutis y hace el cabello más brillante. Abunda en las cebollas, coles, carnes magras, alubias secas y huevos. Indicado para varios problemas en la piel.

  • Cobre: Permite que nuestro organismo pueda utilizar la tirosina, un aminoácido que influye en la pigmentación del cabello y de la piel, además de ser esencial para la síntesis de la hemoglobina, el transporte de hierro, y para la utilización de la vitamina C. Sin embargo, un exceso parece bajar los niveles de zinc y puede provocar, entre otras cosas, pérdida del cabello y despigmentación de éste y de la piel. Para cubrir las necesidades de cobre sólo hay que consumir cereales integrales y sus derivados, así como vegetales verdes. Lo podemos encontrar en: alubias secas, guisantes, trigo integral, ciruelas pasas, hígado de ternera, gambas y la mayor parte de los mariscos.

  • Hierro: El organismo precisa del cobre, el cobalto, el manganeso y la vitamina C para asimilar el hierro. Su déficil provoca paliza y caída del cabello. En un mes, las mujeres en edad menstrual pierden el doble de hierro que los hombres, pero una suplementación durante un período largo de este mineral debe ser controlada por un especialista. Se encuentra en: hígado de cerdo, riñones de ternera, harina de maíz, almejas crudas, espinacas, melocotones secos, carnes rojas, yema de huevo, ostras, frutos secos, alubias, espárragos, melaza y avena.

  • Selenio: Junto a la vitamina E posee una acción antioxidante. Los dos protegen las membranas celulares contra los daños producidos por la oxidación al neutralizar los radicales libres, por lo que previenen y retardan, los procesos de envejecimiento de los tejidos. Útil para mantener la elasticidad de los tejidos, tratamiento y prevención de la caspa y la exposición  a elementos contaminantes, porque protege de los efectos tóxicos de los metales pesados; cadmio, mercurio, plomo y arsénico. Disponible en suplementos en combinación con la vitamina E y otros antioxidantes. Se encuentra en: germen y salvado de trigo, cebollas, tomates y brécol.
  • Yodo: Un aporte suficiente de este mineral favorece el crecimiento apropiado del cabello, las uñas y la piel; también ayuda a adelgazar porque quema el exceso de grasa y aporta energía. Su déficit influye en la glándula tiroides y puede provocar reacciones lentas, aumento de peso y falta de energía. En el caso de pieles acnéicas, hay que intentar evitar ingerir alimentos que contengan mucho yodo, ya que lo empeora. Podemos encontrarlo en las algas kelp, suplementos multiminerales,  vegetales cultivados en suelos ricos en yodo, cebollas, todos los mariscos.
  • Zinc: La mayor parte del zinc de nuestro organismo se encuentra localizado en la piel, el cabello y las uñas. Es indispensable para la síntesis de proteínas, particularmente de las de colágeno. Precisamente el colágeno -la proteína más abundante en el organismo- y la elastina son los componentes presentes en mayor proporción en el tejido conjuntivo de la dermis, y aseguran la tonicidad y la elasticidad de la piel. Lo encontramos en: carnes, germen de trigo, quesos, huevos.

¿Qué suplementos necesitas?

Síntoma Posible deficiencia Qué tomar
Puntos negros y blancos, engrosamiento de la piel, manchas rojas Zinc, cobre, vitamina E, ácidos grasos poliinsaturados Levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), suplemento multimineral con poco yodo (de 2 a 4 comprimidos), primrose (3 perlas de 500 mg, o de 4 a 8 perlas de 250 mg)
Eczema seborreico: piel áspera, seca y escamosa, enrojecimiento e inflamación, picores Zinc y selenio, vitamina A, niacina (vitamina B3), biotina (vitamina B8), ácidos grasos poliinsaturados Vitaminas A, C y E, selenio y zinc (4 cápsulas), vitamina A (de 1 a 2 perlas), suplemento de vitaminas del complejo B (1 comprimido). Si hay picores, se puede utilizar una crema con caléndula para aliviarlos)
Arrugas Cobre Vitaminas A, C y E, selenio y zinc (4 cápsulas), levadura enriquecida con selenio (1 ó 2 cápsulas, durante las comidas), vitamina C.
Manchas de envejecimiento Yodo, vitamina B2 (riboflavina), vitamina B8 (biotina) Suplemento multimineral (de 2 a 4 comprimidos), levadura de cerveza (de 3 a 9 comprimidos, antes de las comidas)
Cabello que no crece Selenio, vitamina E, vitamina B6, inositol, ácidos grasos poliinsaturados Vitaminas A, C y E, selenio y zinc (4 cápsulas), levadura de cerveza (2 cucharadas), suplemento de vitaminas del complejo B (1 comprimido)
Caspa Zinc, hierro, magnesio, aminoácidos azufrados, vitamina B8 (biotina), proteínas, inositol, ácido pantoténico Levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), quelato de hierro (2 a 4 comprimidos), quelato de magnesio (de 3 a 6 comprimidos, sin masticarlos para su mejor asimilación), comprimidos de alfalfa (6 comprimidos, repartidos en las comidas principales), algas kelp (3 comprimidos, con abundante agua y antes de las comidas), suplementos de vitaminas del complejo B (1 comprimido)
Caída del cabello Cobre, zinc Suplemento multimineral (de 2 a 4 comprimidos), levadura de cerveza (de 3 a 9 comprimidos, antes de las comidas), levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas)
Manchas blancas en las uñas, uñas descoloridas Zinc, cobre, vitamina C, vitamina B2 (riboflavina), proteínas Suplemento multimineral (de 2 a 4 comprimidos), levadura de cerveza ( de 3 a 9 comprimidos antes de las comidas), levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), acerola (muy rica en vitaminas C, de 1 a 4 comprimidos)
Cicatrización lenta de heridas Vitamina C Levadura enriquecida con zinc (1 ó 2 cápsulas), acerola (muy rica en vitaminas C, de 1 a 4 comprimidos), 3 perlas de aceite de germen de trig
  • Cápsulas para alimentar la piel por dentro: Contienen los minerales, vitaminas y nutrientes indispensables para activar la regeneración de los tejidos y mejorar la hidratación de la piel.
  • Comprimidos anti-radicales libres: Existen suplementos especialmente diseñados para la lucha contra el envejecimiento prematuro de la piel, que reúnen todos los minerales y vitaminas antioxidantes en un solo suplemento: el zinc, el selenio y las vitaminas A, C y E.
  • Suplementos para debilidad capilar y uñas frágiles: Son suplementos están destinados para solucionar los problemas de debilidad capilar, las afecciones del cuero cabelludo, la caída del cabello y las deficiencias del aspecto general del mismo. Generalmente, también van bien para las uñas frágiles y quebradizas.
  • Comprimidos de algas kelp: Conocido por su alta concentración en minerales, en especial de yodo, y por su gran cantidad de vitaminas. Es un complemento que se suele aconsejar en casos de debilidad de las uñas y el pelo, y en casos de estrés.